El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el miércoles un decreto que autoriza la imposición de sanciones ante cualquier injerencia extranjera en las elecciones legislativas de noviembre, mientras su Gobierno denunciaba posibles intentos de injerencia desde Rusia, China, Irán y Corea del Norte.

La orden ejecutiva instruye a las agencias de inteligencia a determinar si hay intentos de influir en las elecciones al Congreso, y establece un mecanismo para imponer sanciones si se detectan injerencias en cualquier proceso electoral futuro.