El presidente, Donald Trump, ha ejercido este miércoles su privilegio ejecutivo para evitar proveer a la Cámara de Representantes (controlada por el Partido Demócrata) los documentos que se le requerían relacionados con las decisiones tomadas por su Gobierno sobre la inclusión de una pregunta en el Censo de 2020 acerca del estado migratorio de los encuestados.

La Cámara de Representantes, por su parte, preparaba la declaración de rebeldía contra dos miembros del Gobierno por desafiar a sus órdenes en este sentido: el fiscal general, William Barr, y el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

El Departamento de Justicia ha hecho pública la decisión del presidente en una carta al presidente del comité legislativo al cargo de esta investigación.