El presidente, Donald Trump, se ha vanagloriado este lunes del acuerdo migratorio alcanzado con México en las últimas horas, ha reiterado sus amenazas de imponer aranceles al país vecino si lo considera conveniente, y ha dejado caer que existe una parte secreta del pacto que aún no se puede hacer pública.

La Casa Blanca no ha aclarado por ahora a qué se refiere en concreto Trump,  desliza la idea de que podría tratarse de un acuerdo de país seguro en materia de asilo.

Trump lleva meses presionando a México para que firme un tratado que obligue a los inmigrantes de otros países a solicitar asilo en el país vecino en vez de en Estados Unidos.

Se trata de considerar a México como un país seguro, lo que por ley permitiría a Estados Unidos rechazar la solicitud de asilo de cualquier extranjero que, en su viaje hacia la frontera, no haya intentado acogerse antes en el país vecino. La premisa es que, si huyen de una amenaza para sus vidas y el primer país seguro al que lleguen debería ser en el que quisieran asilarse.