En Estados Unidos es parte de la tradición realizar homenaje a los fallecidos presidentes. La administración de Donald Trump cumplió con esa tradición en el día de hoy.

“Por respeto al 41º Presidente de los Estados Unidos y por un seguimiento a nuestro país durante su vida, y al cumplimiento de la Proclamación Presidencial, el Servicio Postal de los Estados Unidos, las relaciones entre el correo y  el servicio minorista  estarán cerrados,  se publica en los medios de comunicación.

Sucedió con John F. Kennedy en 1963, Dwight D. Eisenhower en 1969, Harry S. Truman en 1972, Lyndon B. Johnson en 1973, Richard Nixon en 1994, Ronald Reagan en 2004 y Gerald Ford en 2007.