Las cortes de inmigración registran una demora de 746,000 peticiones de asilo pendientes, una cantidad que supone un retraso récord y que ha crecido paulatinamente desde 2010, de acuerdo a un estudio presentado el jueves por el Instituto de Política Migratoria.

“En los últimos años, una confluencia de factores ha llevado a un gran y creciente retraso de casos de asilo, con muchos solicitantes esperando años para que una decisión sea tomada. Esto perjudica a los elegibles para la protección”, explicó en la presentación del informe Faye Hipsman, una de las autoras principales.