Estas son algunas de las afirmaciones expresadas por el Sr. Presidente de los Estados Unidos.

“Cada semana, 300 de nuestros ciudadanos son asesinados solo con heroína, el 90% de los cuales se inundan a través de nuestra frontera sur”.

“Este año  más estadounidenses morirán a causa de las drogas que los que murieron en toda la guerra de Vietnam”.

“En los últimos dos años, los oficiales de ICE hicieron 266,000 arrestos de extranjeros con antecedentes penales”.

“Una de cada tres mujeres son agredidas sexualmente en el peligroso viaje a través de México”.

No obstante, sus afirmaciones han sido contradecidas por informes oficiales  que alegan que la mayor parte de la droga que entra a los Estados Unidos no es por la frontera, sino por vías legales tanto por aeropuertos, correo postal, etc. Informes de la DEA en el 2018 informan que solamente incautarón un pequeño porciento a través de la frontera por el sur.  Gran parte de esa droga se estima que es la heroína. Por otra parte, los expertos afirman que aún no se puede estimar cuantas muertes van haber en el futuro pero si en años pasados el número superó a los muertos en la guerra de Vietnam. En cuanto a los arrestos a extranjeros con antecedentes penales, dentro de la base de datos de ICE la entrada ilegal también se considera delito no violento, inflando los número de arrestos con expediente criminal.

Aún después de esas afirmaciones del Sr. Presidente aún no ha tenido el respaldo del Senado para que se apruebe un presupuesto para la construcción del muro.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para finalizar el cierre pero no se respaldará al muro. Esto es según expresado la Sra. Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

Tanto la Sra. Nancy Peloso como el líder de la minoría demócrata el Sr. Chuck Schummer  insistieron en que ya existe legislación bipartidista para permitir la reapertura del Gobierno, dijeron que Trump está desinformando e instigando temor  y cuestionaron la utilidad de un muro fronterizo con México.    También recalcarón en los efectos que ha tenido este cierre de gobierno en muchos empleados federales que no han tenido trabajo o que trabajan sin un sueldo.