La cifra de inmigrantes que se han naturalizado para convertirse en ciudadanos estadounidense en pleno derecho ha alcanzado en 2018 su cifra récord de los últimos cinco años, según ha informado este lunes el Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

La tasa de aprobación de solicitudes no ha variado, pese a las trabas que el Gobierno presidido por Donald Trump ha impuesto a los procedimientos migratorios.

En el año fiscal de 2018 (desde octubre de 2017 a septiembre de 2018) se naturalizó a 756.800 personas, un 16% más que en 2014. La tasa de aprobación de solicitudes ha descendido ligeramente, por debajo del 90%.

Abogados de inmigración se han quejado de la creciente lentitud en la tramitación de solicitudes, pero la espera se debe a menudo al mayor número de aplicaciones y no un proceso lento.