Las condiciones del espacio no son las mismas que las de la tierra, es por eso que el cuerpo humano podría tener algunas complicaciones de salud al vivir en este ambiente. A continuación te compartimos algunas de las más recurrentes. ¡Entérate!

En la Tierra, el sistema cardiovascular bombea la sangre hasta las extremidades de manera uniforme; pero en el espacio, como no hay gravedad, la sangre se concentra en el pecho y la cabeza aumentando el riesgo de presión arterial alta, según Medical News Today.

El suministro de oxígeno también se vuelve menos eficiente, por lo que algunos órganos podrían atrofiarse o desarrollar una arritmia cardiaca.

Por la falta de gravedad, los músculos no se trabajan mucho y empiezan a perder fuerza. Sobre todo los de la pantorrilla, los cuádriceps y los músculos de la espalda y el cuello.

También existe el riesgo de sufrir tendinitis y acumulación de grasa corporal. Y debido a la pérdida de fuerza de los músculos, se podría perder la capacidad de hacer actividades que requieran mucho esfuerzo.