La Patrulla Fronteriza anunció que enviará por avión a cientos de familias migrantes del sur de Texas a San Diego para su procesamiento, y que considera enviar a otras a Miami, Detroit y Buffalo, Nueva York.

Los vuelos son el indicio más reciente de las dificultades que la Patrulla Fronteriza enfrenta para ocuparse de las numerosas familias centroamericanas que no paran de llegar a la frontera de Estados Unidos con México, a Texas en especial. Se prevé que el transporte de migrantes a lugares menos atestados sirva para distribuir la carga de trabajo de una manera más uniforme.

Los vuelos están previsto  desde el Valle del Río Grande, en Texas, hacia San Diego, y continuarán en forma indefinida tres veces a la semana. Cada uno de ellos transportará a entre 120 y 135 personas.