Un hombre que aparentemente sufrió un ataque debido a su condición médica mientras manejaba su automóvil perdió el control y el vehículo fue a dar al lago Lower Spunk.

Varios buenos samaritanos pudieron ayudar  a sacar al conductor de su vehículo, que estaba sumergido hasta sus ventanas. No sufrió lesiones aparentes.

El vehículo fue sacado del agua por una grúa.