El Pentágono señaló el martes que las tropas enviadas a la frontera con México no recibirán una paga adicional de combate, a pesar de que la Casa Blanca ha justificado su movilización por la “invasión” que anticipa por la llegada de miles de migrantes que se dirigen en caravanas.

“Los soldados que están desplegados en la misión de la frontera sur, apoyando al Departamento de Seguridad Nacional, no cumplen con los requisitos para recibir paga de peligrosidad”, informó en un comunicado el Departamento de Defensa.