La familia del niño de 5 años arrojado desde el tercer piso del Mall of America dio una actualización sobre su condición el martes.

En un comunicado emitido por el abogado de la familia dijo que el niño todavía está en cuidados intensivos y que está sedado.

La familia informo  “Que ha sido una semana importante por delante, La mano de Dios y sus oraciones  están funcionando. Nuestro hijo permanece en cuidados intensivos, bajo sedación y bajo vigilancia estricta, mientras mantenemos la paciencia para permitirle que sane.”