Las banquetas y carreteras están resultando sumamente peligrosas para las personas.

Los hospitales han reportado decenas de casos de caídas extremas en el hielo. Esto sin contar los accidentes automovilísticos. Las personas luego de las caídas han llegado con roturas de hueso de envergadura. Principalmente los médicos han visto  muñecas, tobillos rotos y lesiones en la cabeza. Se les aconseja a los ciudadanos a no salir si no es necesario y dar pasos cortos mantenido el equilibrio del cuerpo para evitar caídas.