La falta de respeto a los señalamientos de un camión escolar estuvo a punto de costarle la vida a una niña nacida en Guatemala y ahora habitante de Rosemount.