El Departamento de Seguridad Nacional (DHS),  anunció  este domingo que el traslado de inmigrantes desde la frontera obedece a necesidades operativas y de capacidad, y desvirtuó que se lleven a “ciudades santuario”, llamadas así por proteger a indocumentados.

Nuestro transporte está basado en la necesidad operativa, en la capacidad para procesar a los inmigrantes de manera segura.