Activistas denunciaron el martes las crecientes dificultades para votar en Estados Unidos y advirtieron sobre medidas que buscan suprimir el voto, en muchos casos dirigidas a grupos minoritarios que pueden inclinar la balanza en algunas elecciones el próximo 6 de noviembre.

Representantes de la ACLU aseguraron en conferencia de prensa que no es casualidad que muchas de las medidas se den en Estados con un estrecho margen en sus contiendas o que podrían cambiar el balance en el Congreso.