Casos recientes de adultos que se hacen pasar por adolescentes en Facebook, SnapChat e incluso sitios de juegos en línea, para persuadir a las víctimas vulnerables a que les envíen fotos explícitas. A menudo, los sospechosos luego chantajean a las víctimas exigiendo dinero o fotografías más explícitas. Si no cumplen, amenazarán con exponer las fotos al mundo.

Algunos de los principales funcionarios en las  Twin Cities se reunieron el martes para discutir una tendencia alarmante relacionada con la “extorsión sexual” y los casos en línea de explotación infantil, que aumentaron un 40 por ciento durante el año pasado en Minnesota.

Erica MacDonald, la Fiscal Federal para el Distrito de Minnesota, dijo a una audiencia en Bloomington que las estadísticas eran un “llamado a la acción”. Aproximadamente una cuarta parte de las víctimas tienen 12 años o menos.