Los Minnesota Twins consiguieron ayer su victoria número 34 de la temporada al derrotar 6-2 a los Marineros de Seattle en el último juego de una serie de 4.

José Berríos sigue demostrando por qué es una de las mayores promesas del montículo, en ocho entradas la toletería de Seattle solo le conectó cinco imparables y le fabricó dos carreras. El boricua regaló un pasaporte, recetó seis ponches y se acreditó su sexto triunfo del año.

La labor de Berríos contó con el apoyo del venezolano Eduardo Escobar, quien se fue para la calle por segundo juego consecutivo, impulsó dos y en total ligo tres inatrapables en cuatro turnos.

El careta Chris Gimenez tuvo una tarde estelar con dos bambinazos y cuatro carreras remolcadas, ambos batazos ante el abridor Ariel Miranda, quien terminó cargando con el revés.

Twins y Marineros dividieron honores en está serie pero la contienda particular esta temporada la dominan los bucaneros 4-2.

Los muchachos de las ciudades gemelas continuarán jugando en casa y recibirán a los Indios de Cleveland para una serie de fin de semana que incluye una doble cartelera el día sábado.

Está noche en el primer juego ante los Indios, el zurdo Nik Turley (0-0, 9.00 EFE) va a su segunda apertura en Las Mayores mientras que el venezolano Carlos Carrasco (6-3, 3.36 EFE), subirá al morrito por la visita.