Invierno de 1997, la última vez que el Cruz Azul levantó una copa y los aficionados hoy están tristes, desilusionados y desesperados. Al grado que tuvieron que recurrir a la santería para acabar con la maldición de la maquina celeste. Mejor conocida como “La Bruja Zulema” apareció en la entrada de La Noria con un anafre, una cabeza de puerco, una de res, hierbas, cocos, una cabeza satánica, agua ardiente, entre otros artefactos para llevar acabo su ritual satánico y  acabar con la maldición.

“Nadie me pagó, yo vine por mí. Quiero demostrar que la brujería existe, tanto cosas buenas como cosas malas” Dijo Zulema después de terminar su conjuro y afirmo que la maquina vencería este fin de semana a las Chivas: “Es mi reto, no te digo cuánto porque no puedo acertar, pero de mi cuenta corre que Cruz Azul va a ganar”.

No nos queda más que esperar los resultados y ver si la Bruja Zulema acierta y le baja la chamba a Moni Vidente y al Brujo Mayor.